CCR on Tour: viaje a la desembocadura del Miño

Después del tradicional mes de relativo descanso con el que arranca el año nuevo, llega febrero y podemos ir planificando  nuestras actividades para la temporada. Una de ellas es retomar las rutas del socio, desplazamientos hasta lugares especiales para realizar recorridos en bicicleta fuera de lo común entre amigos.  Tenemos planes para llevar las bicis hasta el Barbanza, el Ribeiro, los Oscos asturianos o las montañas de los Ancares. Y no estaría nada mal repetir a los Lagos de Covadonga.

La primera propuesta nos lleva a un recorrido accesible y de distancia moderada, con opción poder seleccionar las subidas que queramos hacer y enlazar en los tramos llanos. Los paisajes son muy llamativos, desde el llano de la costa donde el Atlántico muere en Galicia, cresteos en aldeas que parecen sacadas de cientos de kilómetros más al interior, subidas con herraduras que dan la sensación de ascender al Alpe D’Huez y descensos vertiginosos entre arboledas.

Track y descripción de “Viaje a la desembocadura del Miño”

Se trata de una ruta circular desde Gondomar (Pontevedra) de 135 km realmente variada que combina llano, repechos, puertos, descensos e incluso un tramo internacional con adoquines:

Cabo Silleiro,en Baiona.

Vista desde el Alto da Groba, puerto de 2º categoría (11km al 5,5) final de etapa en la Vuelta España.

Vista de la Serra da Groba, después de coronar el puerto y crestear.

Descenso de A Portela hasta Oia, 5 km al -8%.

Vista del largo llaneo por la costa hasta A Guarda.  Un sueño para los superrodadores.  Opción de tomarlo desde Baiona (sin subir A Groba)

Monte de Santa Tecla (A Guarda) sobre el estuario del Miño y frente a Portugal. Una subida mágica pese a lo modesto de sus números, 3,5 km al 8%.

Como opción, cruzar el Puente Internacional (Tui) para pasar a la hermosa Valença do Minho, hacer un homenaje a las Clásicas rodando entre sus adoquines y subir al Monte do Faro entre un densísimo robledal.

Por último, una mítica ascensión del ciclismo gallego, superclásico de la Volta a Galicia; el monte Aloia, con su vertiente desde Tui. Otro puerto de segunda categoría (7km al 8%) realmente bonito al transcurrir entre bosque en su totalidad. Tan llamativo como es el descenso hasta Gondomar, con 7 km al -5%.

Para hacerla asequible al mayor número de socios posibles, existen varios recortes que evitan tener que realizar todas las ascensiones, y poder elegir cuál hacer. Aquí el track con todas las vertientes de menor desnivel:

Versión corta: 90 km y 890 m de desnivel

 

La fecha de esta primera ruta del socio de 2018 no está fijada, dependerá de las condiciones meteorológicas y la cantidad de socios interesados. Probablemente se realice en marzo o abril.

Mantengan sintonizado el transistor para más novedades!

 

Comparte

Deja un comentario