DESAFÍO TERRAS DE TURONIO 2017

El pasado fin de semana un grupo de compañeros de la sección de BTT se desplazaron al sur de la provincia de Pontevedra para participar en el «DESAFÍO TERRAS DE TURONIO 2017». Roberto Varela, participante en la prueba y coordinador de la sección de BTT nos deja la crónica de esta dura prueba:

«Semana lluviosa y la baja por lesión del hombro de Pepe Rivera no eran, a priori, un buen presagio para el domingo. La distancia a Tomiño hace que nos planteemos pasar la noche anterior en la Comarca del Rosal para afrontar la prueba más descansados. Cena «ligera» y prontito a la cama que hay que madrugar.

Los primeros en amanecer son Domingo y Alex, que se encargan de tocar diana a Miguel Ángel, Ángel y Roberto. A las 08:00 la anfitriona que nos había dado cobijo durante la noche, nos tenía preparado el desayuno «Continental Breakfast». Rápidamente dimos buena cuenta de él y, sin perder un minuto, a la zona de salida.

Sorprendentemente no había ni rastro de la lluvia y el viento del día anterior. La climatología estaba de nuestra parte. Cada uno se encomendó a su suerte y el speaker nos puso a pedalear. Salida neutralizada pero a ritmo frenético, hay muchos gallos en el corral y todos quieren destacar. Tras unos kilómetros rodando con precaución, comenzamos a buscar cada uno el sitio que le corresponde. Miguel Ángel, que hacía pareja con Pepe Rivera, se conforma con llevar el dorsal de este para que le haga compañía y a las primeras de cambio ya marcaba distancia y así se mantuvo hasta el final. La siguiente pareja era la formada por Ángel y Roberto que se centraron primero en pasar el corte, antes de las 2 horas y 45 minutos que establecía la organización y segundo en concluir el Desafío lo más dignamente posible. Por último y no menos importante, la pareja formada por Domingo y Alex Bello se mantenían por detrás, a tiro de piedra de la pareja anterior.

El primer escollo del día, El Muro, lo despachamos sin despeinarnos (bueno, unos más que otros). Pistas en buen estado que invitaban a pedalear duro y sin descanso. El segundo escollo, La Cantera, aún con las piernas frescas, también lo superamos a buen ritmo. Antes del punto de corte tocaba la subida Barrantes y pasar por el «Camiño de Cabalos» con abundante piedra, barro y agua. Bajamos el ritmo, había que ir con cabeza y evitar un golpe tonto que diera al traste con el trabajo realizado. Esta parte del Desafío se me antoja la más dura por el terreno pedregoso y el castigo al que se ve sometida la espalda (como dice mi compañero de aventura: «Sr. Mayor»). Tengo que decir a favor de esta zona que las vistas son espectaculares. Pero hay que seguir, estamos en la mitad del Desafío y nos espera otro escollo, la subida hasta el Curro de Mougas y su gominola de postre.

Kilómetro 75, cinco horas pedaleando, las piernas resisten más que mis posaderas. No tenemos noticias del resto de la grupeta. Damos por sentado que todos van bien. Seguimos a la faena que viene otra subida, Groba. La cabeza da muchas vueltas, no entiende porqué sometemos al cuerpo a este esfuerzo llevándole al límite. Menos mal que vamos por parejas y eso anima. Nos vamos motivando entre nosotros. Pasamos por los peores momentos y los superamos. Ya sólo queda el arreón final. Concentrados a tope y pedaleando con el corazón, afrontamos el largo descenso hacia la meta y sus pinchitos de propina. Tomiño existe, no es un sueño, ahí está la meta. Seis horas y media después del pistoletazo de salida cruzamos la meta. Nos espera Miguel Ángel que ha concluido con un tiempo media hora inferior al nuestro. Nos falta la otra pareja. Vaya, no ha podido ser, Alex no llegaba en su mejor momento y se retiró en el kilómetro 72. Una lástima porque eso nos obliga a tener que volver otro año a finalizarla, jeje.

Nos falta Domingo que no se hace de rogar y, pasados 20 minutos cruza la meta. Desafío completado. Toca ducha (de agua fría, que suerte la mía) y reponer fuerzas. Veo buenas caras, los chicos parecen satisfechos. Lo mejor de todo es que todos regresamos a casa en perfecto estado (cansados, unos más que otros). Nos vemos por los senderos»

[Crónica de Roberto Varela – Coordinador Sección BTT]

FOTOS DE LA PRUEBA:

Comparte

Deja un comentario