GIGANTE DE PIEDRA

El pasado fin de semana Domingo, AlfonsoAstur y Miguel Hortas participaron en una durísima prueba BTT por tierras castellonense, la GIGANTES DE PIEDRA, puntuable para el Campeonato de España de Ultramaratón.

Os dejamos la intensa y completa crónica de Domingo, y algunas fotos de su participación en esta prueba:

Crónica de Gigantes de Piedra.

«Cuando allá en el lejano enero decidimos participar en esta prueba, para lo que había que cruzar toda la Península para salvar los más de 1.000 km de distancia, no se nos pasó por la cabeza que los 6.000 positivos iban a ser tan negativos en lo racional y esperado de un organizador de una prueba de mtb. Acostumbrados como estamos a los perfiles de sierra y con acumulados considerables, el análisis del track y perfil de la ruta no hacían presagiar a lo que nos enfrentábamos. Además, la prueba era puntuable para el nacional de Ultramaratón, con lo cual los gallitos de la especialidad esperaban en línea de salida con las uñas afiladas.

En fin, que a las 4:OO, tras recoger hacía unas horas el dorsal y ver el ambiente, cogimos el camino de Alcora desde Castellón y tras la recogida de monturas en el parking, nos colocamos en la línea de salida en el cajón de los pros, que para eso hay que amortizar la licencia Master, pero en las líneas de retaguardia, no fuera que nos atropellaran con el ímpetu matinal. Con “las primeras luces del alba” y por supuesto sin focos que para qué….. y ….¡¡¡cómo no íbamos a llegar con sol si total son 200 km que seguro que esta gente se asusta por nada¡¡¡¡……, iniciamos la ruta siguiendo la estela del de delante porque el Sol aún no había salido, “dejándonos” adelantar por los más impetuosos y por los gallitos de la pelea. Al principio, con el frescor de la mañana todo iba sobre ruedas en un ligero descenso por senderos tortuosos pero llevaderos. Pero, poco a poco la senda empezó a picar para arriba sobre un terreno lleno de piedras que hacía un suplicio cada minuto que pasaba. No voy a describir todo el recorrido por no aburrir al personal y porque de forma borrosa el camino se va diluyendo de la mente como queriendo borrar todo el sufrimiento padecido. Pedalada a pedalada los kms iban pasando por barrancas, senderos, pueblos abandonados, caseríos en ruina, y siempre con la mole del macizo de Penyagolosa que es parque Nacional a nuestra izquierda. A cada decena de kms. de subida durante tiempo interminable, se sucedía un descenso rápido, peligroso y en zig-zag que hacía que los frenos chirriasen con el consiguiente derrape de la rueda trasera no por nuestra pericia sino por la piedra suelta que había. Tramos de subida en “calzada romana”, hormigón y senderos entre pinares se intercalaba con porteo de bici al hombro por lo impracticable del terreno. Una vez cruzada la frontera con Teruel el terreno se vuelve aún más pedregoso y sufrido con ascensos haciendo zetas y descensos con barrancos al lado que hacía afinar la dirección. Bastantes momentos rondó por la cabeza el abandono porque venir para sufrir una tortura de tal magnitud no merece la pena. Pero bueno total ya llevamos 100 km. y parece en lo sucesivo pica para abajo……Ya, ya. Cierto sobre el papel, pero incierto sobre el terreno. Venga más torrenteras, barrancos y senderos sobre piedras cortantes que llevamos poco……¡ Ah, parece que ya queda menos ya que se ve al fondo un pueblo bastante grande que debe ser Alcora aunque aún nos faltan 20 km…….Ilusos, el tal pueblo es un fiasco porque a partir de allí, el terreno se vuelve más complicado con caminos por peñascos, fondos de rio sin agua pero con grava…. y encima con el Sol metiéndose y yo no sé dónde c…….estoy. ¿Falta mucho? Ya está ahí, ahí…..Pero el ahí no llegaba nada más que, en lo que a mí se refiere, tras 16 horas de agonía y con el Madrid ganada la final…..
Es una zona muy montañosa que conforma un parque nacional repleto de antiguos cultivos en escalones, con pueblos abandonados y caseríos diseminados sin alma viva. Los pocos pueblos que cruzamos son de película del Señor de los Anillos: pueblos medievales, antiguos, de piedra, encaramados en el peñasco más alto y salvaje del contorno, como colgando del vacío y que había que cruzar para después, o bien bajar o bien ascender a la cumbre, lo que hacía que poco a poco empequeñeciera a medida que se sufriascendía. Menos mal que los nativos aplaudían a rabiar porque justo es reconocer que el ambiente era muy bueno, con el personal en las calles animándonos con ganas.
En cuanto a la organización, nada que decir, con avituallamientos bien surtidos, hasta con horchata de chufa en la cumbre que estaba deliciosa, menos para mí que cuando llegué ya se había terminado (AlfonsoAstur se papó tres vasos, así cualquiera…., mira que no pensar en los compañeros………) . La señalización bien dado que en su mayor parte seguía la ruta oficial de Gigantes de Piedra con postes y mojones permanentes.

En cuanto al tiempo atmosférico, cielo nublado con sol intermitente y dos chubascos refrescantes…menos mal…Con calor, aún estaríamos en Puertomongalvo…..

En fin, una experiencia única que llevar a la buchaca, pero para no repetir jamás y no deseársela a nadie, ya que yo la calificaría de extraextrem, lo peor de lo peor…A lo mejor exagero, que no……….»

De los comentarios de AlfonsoAstur nos quedamos con lo siguiente: «Yo recomiendo hacerla si al quien es quiere hacer algo bravo extremo»

Y de Miguel Hortas, especialista en bravuras ciclistas: «Hay 5 categorías de pruebas … Fácil, media, dura, muy dura y extreme . Gigantes no pertenece a ninguna de éstas . Yo pondría la 101 como difícil plus sin llegar a muy difícil para hacer comparaciones. Insana? Bastante, pero para entrenar el coco es dpm. Quieres abandonar desde el km 60 ya .. Pq ya has chupado mas piedras en esos 60 km que en 5 salidas de domingo»

UNAS FOTOS…

Comparte

Deja un comentario